Puerto Rico

testimonial-author-img-1
testimonial-author-img-1
testimonial-author-img-1
testimonial-author-img-1
testimonial-author-img-1
testimonial-author-img-1
testimonial-author-img-1
testimonial-author-img-1
testimonial-author-img-1

RÍO, TONINAS Y EMBRUJO LLANERO

Puerto Rico es un destino que te enseña a viajar aprendiendo de lo simple y abrazando lo inexplicable. Su gastronomía resalta gracias a la combinación de productos de la Orinoquia y amazónicos, unidos a las técnicas culinarias y a los nuevos insumos que sumaron los inmigrantes. Productos como la piña, el plátano y el chontaduro son la base de una gran diversidad de productos que deleitan a cualquier paladar.

Ubicado en el bajo Ariari, es la última parada de la ruta del Embrujo Llanero, en donde conocerás los ríos, caños, lagunas, morichales y esteros que refrescan el hervor de su llanura y son el albergue y criadero de peces que salen en busca de refugio. A través de las costumbres y el trabajo de sus habitantes, te enfrentarás a cientos de historias de resiliencia, dignificación y trabajo constante por encontrarse con la paz.

 

LO IMPRESCINDIBLE EN PUERTO RICO:

 

  1. La laguna del Amor:  es uno de los principales espejos de agua que tiene el municipio y que alberga un sinnúmero de historias que le dan vida a su nombre. Ubicada a 5 minutos del casco urbano, esta inmensa masa de agua dulce rodeada de imponentes y hermosos morichales. Aquí se hospedan una diversa variedad de especies que se pueden ver y escuchar a lo largo y ancho del recorrido: el loro real (Amazona amazónica), la pava hedionda (Opisthocomus hoazin), el pájaro carpintero (Melanerpes cruentatus), la garza (Ardea cinerea)​, el mono titi o ardilla (Saimiri oerstedii) y el mono aullador dorado (Alouatta) son algunos de sus protagonistas.
  2. Río Ariari con avistamiento de toninas: En las profundidades de la selva, donde se unen el Río Ariari y el Río Guejar, podrás encontrar una hermosa especie de delfines, las toninas, que podrás contemplar mientras se pone un hermoso atardecer llanero en el fondo. Siendo el lugar más cercano a Bogotá para hacer esta actividad, los locales te enseñarán todo acerca de esta especie, mientras tú disfrutas del momento.
  3. Puerto Rico Sabroso: Para los Puertoriqueños, la gastronomía del municipio hace que no te quieras regresar. En el casco urbano podrás deleitar los diferentes sabores detrás de las historias de familias campesinas que preparan deliciosos platos llenos de tradición y amor.
  4. La Laguna de San Vicente: A 10 kilómetros del municipio se encuentra la Laguna San Vicente, declarada Parque Natural Regional desde el año 2011 para preservar la fauna y la flora que allí habita. Este escenario mágico de aguas cristalinas y playa de arena blanca te invita a adentrarte en sus aguas y vivir la experiencia de conexión y comunión con el ambiente puro y natural del paisaje. Es una inmensa masa de agua dulce, rodeada de morichales y sabanas pertenecientes a familias rurales, cargada de hermosos paisajes adornados de amaneceres y atardeceres en los que la biodiversidad es su principal protagonista.
  5. Fincas Agroturísticas: En Puerto Rico hay abundantes historias de familias emprendedoras que se han dedicado a darles la bienvenida a los turistas que llegan al municipio buscando tranquilidad y lugares hermosos para contemplar. Lugares como Finca La Fortuna, Finca Mussaenda, Finca La Tierra Prometida, Finca Villa Mercedes y Finca La Joya tienen sus puertas abiertas para recibirte y contarte historias de amor, campo, resiliencia, y muchas más. Aquí podrás descubrir alternativas de vida sostenible, responsables con la comunidad, la economía y el medio ambiente.